domingo, 8 de junio de 2014

ISABEL ENAMORA A VALENCIA


Dos citas tenía Isabel Pantoja en Valencia, dos citas dentro del impresionante marco del Palau de las Arts “Reina Sofía”. La expectación creada desde el mismo momento en que se hicieron públicos los conciertos, fue el preludio de lo que en estos dos días ha acontecido en la ciudad.

La llegada de la tonadillera a Valencia ya indicaba que los valencianos tenían muchas ganas de disfrutar de ella. Isabel, apenas podía caminar por la terminal debido a las decenas de fans que la esperaron para poder verla, y aquellos con mejor suerte, besarla.

Lleno completo para los dos días, Con las gradas totalmente abarrotadas se presentaba la cantante, que está cosechando grandes éxitos por toda la geografía nacional con su espectáculo, “Donde el corazón me lleve”.

Destacar la importancia que tiene hoy día agotar todo el papel, teniendo en cuenta que son  dos días y que el aforo del recinto supera las 1.500 personas. Por todos es conocida la situación económica que venimos atravesando desde hace años, y conseguir llenos absolutos, es tarea árdua y complicada.

Como ya es más que sabido, la cantante cuida escrupulosamente todos y cada uno de los detalles antes de salir a escena. Para ella, todo debe estar perfecto y medido a cociencia. 

Isabel recibiendo los últimos retoques antes de salir a escena


Tras la visualización en una pantalla gigante de un video que repasa su vida profesional, y tras los acordes de la obertura, comienza a sonar el primer tema y con el que la sevillana aparece en escena: “Embrujá por tu querer”.

De negro y rojo, y ante un estruendo de aplausos, piropos y gritos de emoción, apareció radiante Isabel Pantoja. Varios años hacía ya que no se presentaba en la ciudad, y Valencia, desde el primer instante, se volvió a enamorar de ella.

Durante los dos días, la entrega  ha sido mútua. Entre gritos de “guapa”, “eres la mejor”, “te queremos” y “eres lo mejor que tenemos en España”, se iban sucediendo sus famosas canciones, a la vez que eran coreadas por el respetable.





Lo de Isabel Pantoja y su público sobrepasa todas las previsiones y suposiciones. Es tal la conexión que se estable desde el primer instante, y tan grande la admiración y el cariño que su público le profesa, que la cantante, por momentos, se emociona irremediablemente sin poder contener las lágrimas.

Ella, constantemente agradece a su legión de fleles tanta lealtad, y no duda en consentirlos, como ocurrió cuando uno de sus fans le pidió que cantara “Cinco farolas”, a lo que ella accedió de inmediato.


Temas como “Procuro olvidarte” o “Poema de mi soledad”, provocaron largas ovaciones, así como el momento en que Isabel apareció sobre el escenario con  bata de cola, para dar comienzo a la parte del concierto dedicada a la copla. “Qué me contraten todos los días, que yo me vengo a vivir a Valencia”, dijo Isabel respondiendo a tantas muestras de cariño.


La comunicación ha sido constante durante estas dos citas. Mención al Rocio, que se celebra durante estos días y al que la cantante hace ocho años que no va; “ocho años sin hacer el camino, pero lo haré cuando la virgen quiera que lo haga”., dijo bastante emocionada. Dedicó una de sus sevillanas a la Virgen de los Desamparados y comentó “siempre he venido a Valencia, desde muy joven. Aquí siempre me habéis querido muchísimo, sois un público que quitáis las penas a cualquiera”.

Isabel, totalmente concentrada, segundos antes de salir a escena.

Cuando un artista lleva décadas y décadas llenando aforos y realizando conciertos multitudinarios, cuando ese tipo de artistas consiguen tal conexión con sus seguidores que hacen que público y cantante vayan de la mano, cuando los sentidos despiertan ante tal derroche de arte y saber hacer, ante todo eso, es cuando nos damos cuenta de que estamos ante alguien tocado y bendecido por un don que a pocos se les concede.



Isabel Pantoja es ese tipo de artistas que en nuestro país llamamos “de raza”. “La Pantoja”, como la llaman popularmente, es un  puntal importantísimo de la música, historia viva de la canción en las últimas cuatro décadas, artista legendaria que consigue que su arte eclipse cualquier otra circunstancia.



Isabel con su sobrina Anabel


Señoras y señores, no pierdan la oportunidad, hay que ir a verla y contemplarla en directo. Dos días con llenos absolutos y con un público entregado por completo, lo dicen todo. Den por hecho, que Isabel Pantoja les enamorará sin que puedan evitarlo.


José Mª Vidal.


Fotos: Anabel Pantoja, Cristina Llopis y Jesús Esparcia. Gracias!!