sábado, 17 de septiembre de 2011

´Seguiré en el escenario mientras el público me quiera´



Isabel Pantoja actúa esta noche a las 22.30 horas en el Cuartel de Artillería de Murcia
ANA GUARDIOLA «A los espectadores que asistan esta noche a mi concierto no les voy a decir nada, voy a cantarles con todo mi corazón». Contundente y escueta se muestra Isabel Pantoja antes de la actuación que ofrecerá esta noche en el Cuartel de Artillería de Murcia, donde va a presentar su último disco, No me parezco a nadie. Un título que dice mucho del carácter de esta artista, que lleva desde los seis años pisando los escenarios, pero que se muestra bastante cauta a la hora de hablar de su carrera y prácticamente si se hace referencia a su vida personal. Así al menos queda reflejado en las respuestas a un cuestionario que la tonadillera contestó a LA OPINIÓN en la víspera de su concierto. Con casi cincuenta años de trayectoria profesional, que le han dado «felicidad, éxitos y un público maravilloso», asegura Isabel Pantoja que ya no queda nada de aquella niña del barrio de Triana que le vio dar sus primeros pasos profesionales: «La niña creció y hoy es una mujer». Una mujer que ha llevado un género como la copla por toda España y Latinoamérica y que está convencida de que este género «es la música de España, no estoy de acuerdo en que no atraiga a las masas; la copla no morirá nunca».
Prefiere centrarse en su público, por el que se siente «muy feliz por el apoyo que me dan y muy querida», y en la música, donde ha encontrado grandes apoyos y grandes amigos, como es el caso de Juan Gabriel –que ha producido también su último disco– y otros compositores que la han ayudado a lo largo de estos años y a los que está «muy agradecida». Porque, repite una vez más, se siente muy querida por ellos. Un sentimiento que se agrandó tras recibir el Premio de Honor de la Academia de la Música, que supuso «una felicidad muy grande» al tener así el reconocimiento de sus compañeros de profesión.
Con veinte discos publicados y numerosos premios, la cantante no se plantea el futuro: «Seguiré en el escenario mientras el público me siga queriendo», asegura, e incluso deja caer que «si surgiera algo interesante y bello, claro que volvería a hacer cine», como ya hiciera en las dos películas que ha protagonizado.
De momento, continuará llenando teatros y auditorios y, aunque su hijo, el famoso Kiko Rivera, no ha seguido sus pasos, nunca se sabe si lo hará la pequeña Isabel: «No me planteo eso, mi hija no sé lo que hará, pero estoy segura de que lo que haga lo hará muy bien».
Sobre la participación de su hijo en la película Torrente y en el programa Supervivientes prefiere no pronunciarse, pero la tonadillera tiene claro que ella, como todos, también lo es: «Todos los vivos somos unos supervivientes».
Isabel Pantoja no habla sobre la prohibición de los toros en Cataluña ni sobre qué siente al cantar Marinero de luces –compuesta en recuerdo de Paquirri– en cada uno de sus conciertos. Tampoco quiere comentar su previsible fichaje por parte de Telecinco. Pero tiene muy claro qué es lo que hace a esta cantante decir No me parezco a nadie. ¿Y qué es lo que tiene que no tienen otros artistas? «Personalidad».