viernes, 8 de octubre de 2010

Isabel Pantoja: "La vida da muchas vueltas, hoy me ha tocado a mí y mañana le puede tocar a cualquiera"

La tonadillera asegura que se la ha acusado durante cuatro años y no ha gozado de la presunción de inocencia

CADENA SER 08-10-2010
A tan solo dos horas de levantar el telón del Teatro Coliseum en Barcelona, Isabel Pantoja ha pasado por los micrófonos de 'La Ventana' para hablar de su gira de conciertos. La tonadillera ha eludido referirse al proceso abierto que tiene dentro del 'Caso Malaya' y ha asegurado que es necesario esperar.
Desde su camerino, Isabel Pantoja se ha mostrado encantada del cariño de la gente ante su espectáculo que, montado por José Luis Moreno, cuenta la historia de su vida. "Mi cariño con el público catalán es recíproco; es como si viniese a mi casa", ha asegurado la tonadillera. Además, ha reconocido que hoy en día no todo el mundo puede comprarse una entrada y por eso, "se siente pequeña en ese escenario en el que recibe tanto amor desinteresado". En cuanto a los incondicionales que acompañan a Isabel Pantoja, ella misma afirma que "lo suyo es algo raro porque con la copla no surgen estos movimientos actualmente".
El día 14 de octubre Isabel Pantoja tiene una cita con la justicia dentro del proceso abierto en el 'Caso Malaya'
"Para nada anularé la actuación de ese día, el trabajo es sagrado y no tiene nada que ver una cosa con la otra", asegura la tonadillera. Isabel niega que tenga que refugiarse en ningún sitio, porque su familia y amigos están a su lado y su trabajo es "su único modo de vivir".
"No tengo nada que decir, para eso están mis abogados y la justicia". Isabel Pantoja es paciente y considera que "hay que esperar el momento para que pase lo que tenga que pasar". "A mí me han acusado durante durante cuatro años, no he tenido la presunción de inocencia cuando en este país la tiene todo el mundo exceptuando a mí", ha reconocido en un tono crítico.
Isabel considera que "la vida da muchas vueltas y mañana le puede pasar a cualquiera". A pesar de su escasa disposición para hablar del tema, ha acabado afirmando que "para juzgar están los jueces y hay que esperar ese momento".